Ir al contenido principal

Bicicletas eléctricas son cada vez más populares, y por una buena razón. Son una gran alternativa a las bicicletas tradicionales y ofrecen una experiencia más cómoda y conveniente. Pero con tantos tipos diferentes de bicicletas eléctricas disponibles en el mercado, puede ser un reto saber cuál es la adecuada para usted. Un factor importante a tener en cuenta es si la bicicleta tiene un sensor de par. Esto es lo que necesitas saber sobre los sensores de par y por qué son esenciales.

¿Qué son los sensores de par?

Un sensor de par es un dispositivo que mide la cantidad de fuerza que se aplica a los pedales. Esta información se utiliza para ayudar al ciclista, facilitando, por ejemplo, la subida de las cuestas. Los sensores de par pueden encontrarse tanto en las bicicletas eléctricas de tracción media como en las de tracción de buje. Las unidades de tracción media suelen ser más caras, pero ofrecen algunas ventajas sobre las unidades de tracción de buje. Son más pequeñas y ligeras, por lo que son más fáciles de manejar.

También suelen ser más eficientes, ya que aprovechan mejor las marchas existentes en la bicicleta. Las unidades de accionamiento por buje son menos caras, pero pueden ser más pesadas y complicadas de mantener. Hay dos tipos principales de sensores de par: los de pedalier y los de manivela. Los sensores de pedalier son el tipo más común.

Están situados cerca de los pedales en la parte inferior del cuadro de la bicicleta. Los sensores basados en la manivela son menos comunes, pero ofrecen algunas ventajas sobre los sensores del pedalier. Son más precisos y suelen ser más duraderos.

Para una bicicleta eléctrica, es importante considerar qué sensor es el mejor para ti. Si buscas una opción más asequible, una bicicleta de buje con sensor de pedalier puede ser una buena opción. Si estás dispuesto a gastar más, una bicicleta de tracción media con un sensor en la biela probablemente ofrecerá el mejor rendimiento.

Beneficios de la bicicleta eléctrica con sensor de par

El uso de una bicicleta eléctrica con sensor de par tiene varias ventajas.

Una de las principales ventajas es que proporciona una experiencia de conducción más natural. A diferencia de las bicicletas con sensores de velocidad, que sólo proporcionan asistencia cuando los pedales están girando, los sensores de par asisten en función de la fuerza con la que se pedalea. Esto hace que te sientas más como si estuvieras montando una bicicleta normal con un poco de ayuda extra.

Otra ventaja de los sensores de par es que son más eficiente. Los sensores de velocidad sólo proporcionan asistencia cuando los pedales giran, por lo que no pueden aprovechar las marchas de la bicicleta. Esto significa que puedes acabar utilizando más energía de la batería de la necesaria. Los sensores de par, en cambio, prestan asistencia en función de la fuerza con la que se pedalea, por lo que pueden aprovechar mejor las marchas de la bicicleta. Esto hace que sean más eficientes y puede ayudar a ampliar la autonomía de la bicicleta.

Por último, los sensores de par tienden a ser más precisos que los sensores de velocidad. Los sensores de velocidad sólo tienen en cuenta la velocidad de los pedales, no la fuerza que se aplica sobre ellos. Esto puede dar lugar a lecturas inexactas, especialmente cuando se va cuesta arriba o cuesta abajo. Los sensores de par, en cambio, tienen en cuenta tanto la velocidad como la fuerza que se aplica a los pedales. Esto los hace más precisos, lo que conduce a una conducción más eficiente.

Sensor de par para bicicletas eléctricas vs. Sensor de cadencia para bicicletas eléctricas

Cuando empiece a comprar una bicicleta eléctrica, se dará cuenta de que se utilizan dos tipos diferentes de sistemas de motor.

Uno es un sensor de par, mientras que el otro es un sensor de cadencia.

Aunque ambos sensores sirven para el mismo propósito, lo hacen de diferentes maneras. A continuación te ofrecemos un rápido resumen de cada tipo de sensor para ayudarte a decidir cuál es el más adecuado para ti.

Sensores de par miden la fuerza que se ejerce sobre los pedales. Esta información se utiliza para calcular la potencia que debe proporcionar el motor. Estos sensores suelen encontrarse en las bicicletas eléctricas más caras porque ofrecen una experiencia de conducción más natural.

Sensores de cadenciapor otro lado, miden tu velocidad de pedaleo. Esta información se utiliza para determinar la potencia que debe proporcionar el motor. Estos sensores suelen encontrarse en las bicicletas eléctricas menos caras porque son más sencillos y fáciles de usar.

Entonces, ¿qué tipo de sensor es el adecuado para usted?

Un sensor de par es el camino a seguir si buscas una experiencia de conducción más natural. Sin embargo, si buscas una bicicleta más simple y fácil de usar, entonces un sensor de cadencia es la mejor opción.

¿Cuál es mejor? ¿Un sensor de cadencia o de par?

Los sensores de cadencia miden el número de rotaciones por minuto del plato.

Los sensores de par, en cambio, miden la fuerza aplicada a los pedales.

Cada tipo de sensor tiene sus pros y sus contras. Los sensores de cadencia son menos costosos y más fáciles de instalar, pero pueden ser menos precisos que los de par. Los sensores de par, en cambio, son más precisos pero más caros.

Depende de tus necesidades y preferencias. Un sensor de cadencia puede ser una buena opción si buscas una opción más asequible. Sin embargo, un sensor de par es la mejor opción si lo que buscas es la medición más precisa de tu potencia de pedaleo.

Batería

Una bicicleta eléctrica media tiene una autonomía de 25-60 millas. Pero, ¿y si quieres ir más lejos? La mayoría de las bicicletas eléctricas tienen baterías de iones de litio, que son robustas y duraderas. Sin embargo, pueden ser caras. Si buscas una opción más económica, puedes considerar una bicicleta con una batería de plomo-ácido. Las baterías de plomo-ácido no son tan potentes como las de iones de litio, pero son más asequibles.

Si planeas montar mucho, necesitarás una bicicleta con una batería potente. Pero si buscas un paseo ocasional, una batería menos potente podría ser todo lo que necesitas.

Velocidad

Las bicicletas eléctricas existen en dos variedades: de aceleración y de pedaleo asistido. Las bicicletas eléctricas de aceleración tienen un acelerador que se puede utilizar para obtener potencia a demanda. Las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido, en cambio, proporcionan potencia cuando se pedalea.

Las bicicletas eléctricas con acelerador son estupendas si quieres tener la libertad de obtener energía siempre que sea necesario. Sin embargo, pueden ser menos eficientes que las bicicletas electrónicas de pedaleo asistido porque no recibes ninguna ayuda de los pedales. Las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido son más eficientes porque utilizas los pedales para ganar potencia.

Peso

Las bicicletas eléctricas vienen en una variedad de pesos. Algunas son ligeras y fáciles de transportar, mientras que otras son pesadas y difíciles de mover.

Si planeas hacer muchos viajes, querrás una bicicleta ligera que sea fácil de transportar. Sin embargo, una bicicleta más pesada puede estar bien si buscas un paseo ocasional.

El resultado final es que no hay una respuesta correcta o incorrecta a la hora de elegir los sensores de par para bicicletas eléctricas. Todo depende de tus necesidades y preferencias. Tómate un tiempo para pensar en lo que quieres de una e-bike, y luego elige la correcta.

Dejar una respuesta